Cómo definir a tu buyer persona o comprador ideal

Hay muchas empresas que buscan además de su público objetivo, un Buyer persona, seguro que te estás preguntando qué es un buyer persona, pues bien, este es una representación de un «ente» qué se encarga de representar al cliente medio.
Consiste en un esquema con todo detalle indicando quién es la persona qué compra, investiga y comparte el producto o servicio que se trate de comercializar. También sirve para que las empresas conozcan con más detalle a los compradores a la par que se tiene un trato más cercano con los problemas que se puedan sufrir, esto no sirve para obtener resultados mejores.
Por ende, el Buyer persona es el cliente ideal para lo que ofrece tu empresa, ya sea un producto o un servicio. Ya que te ayuda a comprender el comportamiento digital de los potenciales clientes.
Con esto podemos concluir qué es una representación ficticia de un potencial cliente que te ayudará a comprender las necesidades de tu clientela, para de esa forma encontrar qué es lo que más llama la atención de tus clientes para satisfacer de esa forma sus necesidades. Por ejemplo, no se trata de hacer una estimación de cómo es tu potencial cliente, sino que consiste en saber sus motivaciones y la manera en la que se ven impulsados a comprar tu servicio o producto.

Por qué se considera importante definir al Buyer persona

La idea de todo esto es que la empresa se puede hacer una idea muy precisa de su cliente ideal, para que de este modo pueda enfocarse, planificar y poner en marcha las estrategias y campañas de publicidad, qué sean más efectivas. Cabe destacar que estas se harán con contenidos totalmente adaptados para el cliente ideal.
Para que me entiendas, crear un buyer persona puede ser muy importante para los siguientes factores:
  • Podrás ponerte totalmente en la piel de tus actuales clientes e incluso de los potenciales.
  • Podrás planificar y crear campañas adaptadas para ellos, además de contenidos relevantes que servirán para captar la atención de estos potenciales clientes.
  • Sabrás dónde, cómo y cuándo tendrás que comunicarte con ellos.
  • Aprenderás a definir cómo deberás generar los productos o servicios que se encarguen de cubrir sus necesidades.
Todo esto te ayudará no solo a saber quién puede ser tu potencial cliente, sino que podrás meterte prácticamente en su piel.

Cómo definir a tu buyer persona

Para esta labor se considera que hay dos acciones clave: la infalible lluvia de ideas y las clásicas técnicas de captación de información. No obstante, hay que destacar que no consiste únicamente en originar un perfil socio demográfico. Si no que ha de basarse en solucionar sus “problemas” para de esa forma poder solucionar la necesidad del cliente, ya que este va a sus compras en la necesidad de solucionar ese “problema”.
Por esa razón y haciendo esto, podrás identificar a los distintos clientes y sabrás qué acción llevar a cabo en cada momento y para cada cliente. Por eso es muy importante que sepas que se puede dividir en tres grandes fases en el proceso de compra de tu buyer persona:
  • Fase de concienciación: En esta fase, el comprador se da cuenta de un dolor e identifica un reto que está experimentando o un objetivo que decide perseguir. En esta fase decidirá si la compra es prioritaria o no.
  • Fase de consideración: El comprador ha decidido priorizar este reto y evalúa las diferentes alternativas para resolverlo o perseguir su objetivo.
  • Fase de decisión: El comprador se ha decidido por un tipo de solución: elabora una lista de ofertas y proveedores y se decide por la que mejor se ajusta a sus necesidades.

Herramientas para ayudarte a crear a un buyer persona

Dejando a un lado la observación del comportamiento de los clientes potenciales, hay una serie de herramientas que te ayudan a recopilar ciertos datos:
  • Google Ads: está herramienta puede servirnos para encontrar palabras claves y analizarlas. además de que mostrará búsquedas asociadas y distintos métodos para llegar a tu buyer persona.
  • Google Analytics: aquí podrás analizar las visitas, términos de búsqueda, dispositivos usados, procedencia y un montón de datos más que te arrojará.
  • Alexa: te servirá para saber cuál es la situación de la empresa y de la competencia. Esto puede ayudarte a crear campañas y estrategias en base a la competencia.
  • Google Trends: está herramienta te ayudará a saber qué cosas están en tendencia dentro de tu sector.